Brucelosis, Carbunco (Ántrax) y Rabia


Brucelosis

Justificación de la vigilancia
La brucelosis es una de las zoonosis más difundidas transmitida por diversos animales (ganado bovino, ovino, caprino y porcino, camellos y búfalos) mediante contacto directo con la sangre, la placenta, fetos o secreciones uterinas o por el consumo de productos de origen animal infectados y crudos (especialmente leche y productos lácteos). La brucelosis humana debida a Brucella melitensis tiene graves consecuencias de salud pública en las zonas donde se cría ganado ovino y caprino. En general, la brucelosis tiene grandes repercusiones mundiales en la salud de los seres humanos y la cría de animales. En la mayoría de los países, la brucelosis es una enfermedad notificable. Las medidas de control se basan en la prevención de los factores de riesgo. La vigilancia es un elemento clave para el manejo de los programas de prevención y control.

Definición de caso recomendada
Descripción clínica:
Enfermedad de aparición aguda o insidiosa, con fiebre continua, intermitente o irregular de duración variable, transpiración profusa, en particular durante la noche, fatiga, anorexia, pérdida de peso, cefalea, artralgia y dolor generalizado. Puede haber infección localizada de órganos.

Criterios de laboratorio para el diagnóstico
· Aislamiento de Brucella spp. del espécimen clínico o
· título de aglutinación de Brucella; por ejemplo, pruebas estándar de aglutinación en tubos de ensayo: SAT³160 en uno o varios especímenes séricos obtenidos después de la aparición de los síntomas o
· ELISA (IgA, IgG, IgM), prueba de 2-mercaptoetanol, prueba de fijación de complementos, Coombs, prueba de anticuerpo fluorescente (GRASA) y técnica radioinmunológica para detectar anticuerpos de antilipopolisacárido; contrainmunoelectroforesis (CIEP) para las proteínas anticitosólicas de anticuerpos

Clasificación de casos
Presunto
: Caso que es compatible con la descripción clínica y está vinculado epidemiológicamente a casos presuntos o confirmados en animales o a productos de origen animal contaminados
Probable: Caso presunto con resultado positivo en la prueba de Rose Bengale
Confirmado: Caso presunto o probable que es confirmado en laboratorio

Tipos recomendados de vigilancia
Vigilancia de rutina, en particular de grupos de alto riesgo (agricultores, pastores, trabajadores de mataderos, carniceros, veterinarios, personal de laboratorio) Notificación inmediata obligatoria de casos por los proveedores de atención de salud o los laboratorios a los niveles superiores del sector de salud pública así como al nivel apropiado del sector de la salud animal. En los países donde la enfermedad es endémica, si la notificación de casos no es factible: notificación inmediata de brotes.
Deben investigarse todos los casos y brotes.

Datos mínimos recomendados
Datos de casos que se deben investigar y notificar
Clasificación de casos (presunto/probable/confirmado)
Identificador único, edad, sexo, información geográfica y ocupación
Fecha de manifestación clínica, fecha de la notificación
Antecedentes de exposición
Resultado

Datos sobre brotes
Número de casos por tipo (presunto/probable/confirmado), edad, sexo, zona geográfica, ocupación, fecha de la notificación

Datos agregados
Número de casos por tipo (probable/confirmado), edad, sexo, zona geográfica, ocupación

Principales usos de los datos para la toma de decisiones
Datos de vigilancia
· Cálculo de la magnitud del problema entre seres humanos y animales
· Vigilancia de la distribución de la enfermedad entre seres humanos y animales
· Detección de brotes entre seres humanos y animales
· Vigilancia y evaluación del efecto de las actividades de prevención entre seres humanos y las medidas de control en los animales

Datos de investigación
· Identificación de las poblaciones en riesgo
· Identificación de productos de origen animal que podrían estar contaminados
· Identificación de animales que podrían constituir una fuente de infección (rebaños o manadas)

Regresar al principio

 


 

Carbunco (Ántrax)

Justifiación de la vigilancia
El carbunco (o ántrax) es una zoonosis difundida, transmitida por animales domésticos (ganado bovino, ovino y caprino, búfalos, cerdos y otros) a los seres humanos por contacto directo o a través de productos de origen animal. El carbunco humano es un grave problema en varios países y puede causar brotes explosivos, especialmente de la forma intestinal. El carbunco tiene graves repercusiones en el comercio de productos de origen animal. El control del carbunco se basa en la prevención. Hay una vacuna humana eficaz. La vigilancia es importante para los programas de control y para detectar brotes. En la mayoría de los países el carbunco es una enfermedad que se debe notificar.

Definición de caso recomendada
Descripción clínica
Enfermedad de aparición aguda caracterizada por varias formas clínicas:
(a) forma localizada: (más frecuente)
· cutáneo: lesión cutánea que en el curso de 1 a 6 días pasa de una etapa papular a una vesicular y finalmente se convierte en una escara negra deprimida, invariablemente acompañada de edema leve o extenso.
(b) formas sistémicas: (esporádica)
· intestinal: malestar abdominal caracterizado por náusea, vómitos y anorexia, seguidos de fiebre
· inhalación: pródromo breve que se asemeja a la enfermedad respiratoria vírica aguda, seguido de la aparición rápida de hipoxia, disnea y temperatura alta, con prueba radiográficas de ensanchamiento mediastínico
· meníngeo: aparición aguda de fiebre alta, posiblemente con convulsiones y pérdida de la conciencia, signos y síntomas meníngeos

Criterios de laboratorio para el diagnóstico
Confirmación en laboratorio por uno o varios de los siguientes elementos:
· Aislamiento de Bacillus anthracis de un espécimen clínico (por ejemplo, sangre, lesiones, exudados)
· Comprobación de la presencia de B. anthracis en un espécimen clínico mediante el examen microscópico de frotis teñidos de líquido vesicular, sangre, líquido cefalorraquídeo, líquido pleural, heces, etc.
· Serología positiva (ELISA, Western Blot, detección de toxinas, ensayo cromatográfico, prueba de anticuerpos fluorescentes, RCP (reacción en cadena de polimerasa)

Nota: Tal vez no se detecte B. anthracis en los especímenes clínicos si el paciente ha sido tratado con agentes antimicrobianos.

Clasificación de casos
Presunto: Caso que es compatible con la descripción clínica y tiene un enlace epidemiológico con casos confirmados o presuntos en animales o con productos de origen animal contaminados
Probable: Caso presunto que tiene una reacción positiva a la prueba alérgica cutánea (en personas sin vacunar)
Confirmado: Caso presunto que es confirmado en laboratorio

Tipos recomendados de vigilancia
Vigilancia de rutina, en particular de grupos de riesgo (por ejemplo, trabajadores de mataderos, pastores, veterinarios). Notificación inmediata obligatoria de casos por el nivel periférico (proveedores de servicios de salud o laboratorios) a los niveles superiores del sector de salud pública así como al nivel apropiado del sector de la salud animal. Deben investigarse todos los casos.
Notificación mensual corriente de los datos agregados de casos confirmados e informes de investigaciones del nivel intermedio al nivel central.

Datos mínimos recomendados
Datos de casos que se deben investigar y notificar:
· Clasificación de casos por tipo (presunto/probable/confirmado) y por la forma clínica (cutáneo/intestinal/inhalación/meníngeo)
· Identificador único, edad, sexo, información geográfica, ocupación
· Fecha de inicio, fecha de notificación
· Antecedentes de exposición
· Resultado

Datos agregados que deben proveerse al nivel central:
· Número de casos confirmados por edad, sexo, forma clínica (cutáneo/intestinal/inhalación/meníngeo)

Principales usos de los datos para la toma de decisiones
Datos de vigilancia
· Cálculo de la magnitud del problema
· Vigilancia de la distribución y propagación de las enfermedades en humanos y en animales
· Detección de brotes
· Vigilancia y evaluación del efecto de las actividades de prevención en los seres humanos

Datos de investigación
· Identificación de las poblaciones en riesgo
· Identificación de productos de origen animal que podrían estar contaminados

Regresar al principio


Rabia

Justificación de la vigilancia
La rabia está presente en todos los continentes y es endémica en la mayoría de los países africanos y asiáticos. Es una enfermedad vírica zoonótica mortal que se transmite a los seres humanos a través del contacto (principalmente mordeduras y arañazos) con animales infectados, tanto domésticos como salvajes. Se calcula que cada año causa la muerte de más de 40.000 seres humanos en todo el mundo, en su mayoría en países en desarrollo, principalmente de Asia. Cada año unos 10 millones de personas reciben tratamiento después de estar expuestas a animales que se sospecha que tienen rabia.

La OMS promueve la prevención de la rabia humana mediante el tratamiento selectivo después de la exposición con vacuna y suero para uso humano de calidad comprobada y la eliminación de la enfermedad mediante la vacunación masiva de los perros y otras especies de reservorios animales. La vigilancia de la rabia, tanto humana como animal, es esencial para detectar rápidamente zonas de alto riesgo y brotes y para vigilar el uso de la vacuna.

Definición de caso recomendada
Descripción clínica
Síndrome neurológico agudo (encefalitis) dominado por formas de hiperactividad seguido de síndromes paralíticos que progresa hacia el coma y la muerte, generalmente por insuficiencia respiratoria entre 4 y 7 días después de la aparición del primer síntoma si no se administra un tratamiento intensivo. En la historia clínica de los pacientes generalmente figura una mordedura o arañazo de un animal sospechoso. El período de incubación puede variar desde días hasta años, pero generalmente es de 30 a 90 días.

Criterios de laboratorio para el diagnóstico
uno o más de los siguientes elementos:
· Detección del virus rabico por la prueba de anticuerpo fluorescente (FA) en tejido cerebral (obtenido post mortem)
· Detección del virus rabico por FA en frotis cutáneo o corneal (obtenido ante mortem)
· Detección de virus rabico por FA en cerebros de ratones adultos o lactantes y en cultivo celular, después de la inoculación de tejido cerebral, saliva o líquido cefalorraquídeo (LCR)
· Detección de anticuerpos neutralizantes del virus rabico en el LCR de una persona no vacunada
· Identificación de antígenos víricos por reacción en cadena de polimerasa (RCP) en tejido fijo obtenido post mortem o en un espécimen clínico (tejido cerebral o cutáneo, córnea o saliva)

Clasificación de casos
RABIA HUMANA
Presunto: Caso que es compatible con la descripción clínica
Probable: Caso presunto con antecedentes de contacto con un animal presuntamente rabioso
Confirmado: Caso presunto que es confirmado en laboratorio

EXPOSICIÓN HUMANA A LA RABIA
Posible exposición: Persona que tuvo un estrecho contacto (generalmente una mordedura o arañazo) con un animal susceptible a la rabia en una zona donde hay rabia
Exposición: Persona que tuvo un estrecho contacto (generalmente una mordedura o arañazo) con un animal rabioso cuyo diagnóstico fue confirmado en laboratorio.

Tipos recomendados de vigilancia
VIGILANCIA EN LA POBLACIÓN HUMANA
Vigilancia de la exposición humana a la rabia: A nivel periférico, especialmente en una zona infectada por rabia, se deben investigar de inmediato los informes de pacientes con antecedentes de contacto con animales (generalmente una mordedura o arañazo) y cuando sea necesario se deben considerar como casos de urgencia. Los datos de casos y los datos agregados deben enviarse regularmente del equipo periférico al nivel intermedio y central.

Vigilancia de los casos de rabia humana: Notificación inmediata de casos presuntos y confirmados del nivel periférico (por el médico y el laboratorio que realicen el diagnóstico) a los niveles intermedio y central. Se requiere un intercambio rápido de información con servicios a cargo de la vigilancia y el control de la rabia animal.

Investigación epidemiológica de brotes: Investigación de cada foco de rabia, con la identificación de las fuentes de infección, así como los seres humanos y los animales expuestos o posiblemente expuestos.

VIGILANCIA DE LA POBLACIÓN ANIMAL (CONTROL EPIZOÓTICO):
Presentación inmediata de un especimen cerebral del animal sospechoso para el diagnóstico delaboratorio en los casos de exposición humana. Los animales domésticos que se sospeche que sean la causa de la exposición humana, pero que no puedan ser sacrificados, deben mantenerse en observación durante 10 días. Se debe iniciar la vigilancia de la rabia animal y enfermedades similares en especies salvajes y domésticas que más probabilidades tengan de ser reservorios de la enfermedad en los países donde la enfermedad sea endémica o pueda ser reintroducida. La vigilancia se basa en el laboratorio. Se requiere un intercambio rápido de información entre los servicios a cargo de la vigilancia y el control de la Rabia humana y animal.

Datos mínimos recomendados
EXPOSICIÓN A LA RABIA HUMANA
Datos de casos: identificador único, nombre, edad, información geográfica, fecha (s) de la mordedura o el arañazo, información geográfica (localidad) del episodio de mordedura, categoría de exposición, tratamiento localizado de la herida, antecedentes de vacunación, tratamiento sérico anterior con suero, resultado del tratamiento, detalles del animal, antecedentes de vacunación, desenlace

Datos agregados: Exposiciones por información geográfica sobre la mordedura, el animal, desenlace del episodio en el animal y en el ser humano

VIGILANCIA DE LAS DEFUNCIONES POR RABIA HUMANA:
Identificador único, nombre, edad, información geográfica, fecha de aparición de los síntomas, fecha de la mordedura o el arañazo, información geográfica (localidad) de la mordedura, sitio de la mordedura en el cuerpo, naturaleza de la mordedura, tratamiento local de la herida, antecedentes de vacunación, tratamiento anterior con suero, hospital, detalles del tratamiento, resultado, detalles del animal, muestras obtenidas, resultados del análisis de la muestra

Principal uso de los datos para la toma de decisiones
· Detección de brotes en las zonas endémicas y de casos nuevos en las libres de rabia
· Determinación de las zonas de alto riesgo que requieren intervención
· Racionalización del uso de la vacuna y la inmunoglobulina
· Evaluación de la eficacia de la intervención entre el reservorio animal y la población humana expuesta